Comunidad Valenciana

Artesanas de esta comunidad:

NombreSector
Fina Roser RodríguezViticultoras/Bodegas 
Gloria Giménez AndresCeramista 
Mª Teresa Regidor FernándezAgroalimentario 
Mercedes Espinosa RodillaRepostería 
Sacramento Royo CalvoAgroalimentario 

Empresarias de esta comunidad:

NombreSector
Amparo Sanchis AndreuTurismo rural 
Ana Mª Faubel MuñozAgroalimentario 
Cati Corell MartiresHostelería 
Delia MottoTurismo rural 
Encarnación Recio AlfonsoTurismo rural 
Fina Santolaya MoraTurismo rural 
Inma Murgui PérezServicios 
Josefa Santolaya MoraViticultoras/Bodegas 
Laura Hernández Peñalver (Lpñ Fotografía e Imagen) Servicios 
Matilde Pomer Vidagany (MATI TOURS)Turismo rural 
Mª Teresa Blesa BensachHostelería 
Mª Teresa Carrasco FernándezTurismo rural 
Mª Teresa Casinos JoseJoyería/Bisutería 
Rosana Cervera VelaServicios 

DESCRIPCIÓN DE LA COMUNIDAD

Pocas ciudades como Valencia son capaces de hacer convivir tan armónicamente los restos de su pasado más remoto, datado en el año 138 a. C., con las edificaciones más innovadoras y vanguardistas que se levantan en el nuevo milenio.
Valencia es comercio y cultura, cine, teatro, museos, música, negocios. Es centro de diseño internacional y de vanguardia, y una de las ciudades más activas en ferias y congresos de Europa.

Por su localización geográfica, Valencia ha sido históricamente puerta de España al Mediterráneo, y cuenta con el encanto especial de las ciudades que son puerto de mar. Además, la fina arena y el agua limpia, la amplitud del mar abierto y la cercanía de las montañas litorales confieren a la costa valenciana un atractivo singular.


Destacan las playas y dunas de Canet d’En Berenguer y Sagunto, donde el litoral adquiere un aspecto ocioso y residencial, al igual que al norte de la capital valenciana, donde han crecido pequeñas ciudades de vacaciones (La Pobla de Farnals, Alboraya y el Puig) que permiten el aprovechamiento de unos espacios litorales que hace pocos años estaban dedicados a cultivos de huerta.
Por su parte, y dentro del término municipal de Valencia, las playas de La Malvarrosa y Levante disponen de una variada oferta complementaria de lugares donde comer y disfrutar de una velada junto al mar. Al sur, la naturaleza se hace más presente en la playa del Saler y en el Parque Natural de L’Albufera, donde se puede gozar del sol en un paraje singular. Las playas de Cullera, Gandía y Oliva compaginan su interés paisajístico con las numerosas instalaciones deportivas y de recreo.

Mientras, el interior de la provincia depara interesantes rutas como la que dibuja el curso del río Turia, y pueblos con encanto como Buñol, Requena o Xátiva.

La Comunidad Valenciana es, con 5.029.601 habitantes (INE 2008), la cuarta comunidad autónoma de España por población, y representa el 10,90% de la población nacional.

Tradicionalmente, La población valenciana se concentraba en localidades y zonas de cultivo a la ribera de los ríos más importantes (Júcar, Turia, Segura, Vinalopó), así como en poblaciones costeras importantes con puertos, según las actividades agrícolas o comerciales. Las poblaciones más importantes solían ser, más antiguamente, Sagunto o Denia, durante gran parte de su historia, Valencia, Alicante, Játiva, Orihuela, Villena, Elche, Gandía, o Villarreal y, más recientemente, Alcira y Castellón de la Plana.

De esta distribución tradicional, originada por las características orográficas del territorio valenciano y la posibilidad de la agricultura de regadío, se deriva que, aún actualmente, la densidad de población es mayor en las comarcas centrales y del sur, y menor en las comarcas del norte y del interior. También afectó a la demografía (y es quizás la excepción a la mencionada distribución) la gran actividad industrial o de productos derivados de la agricultura, durante el siglo XX en ciudades no costeras como Alcoy, Onteniente, Elda, Petrel, Villena, y Vall de Uxó.

En los últimos años, se ha acentuado la concentración de las grandes capitales y sus localidades de las áreas metropolitanas (destacándose Torrente, Mislata, Paterna, Burjasot, San Vicente del Raspeig, etc.). En la provincia de Valencia destaca el área urbana que forma Alcira con sus localidades vecinas de Algemesí y Carcagente, debido a la unión de sus ensanches urbanos, que alcanza los 100.000 habitantes, y constituye el segundo nucleo de población de la provincia. La concentración demográfica también se ha dado, muy especialmente, en pueblos y ciudades costeras. Así, poblaciones tradicionalmente pequeñas (como por ejemplo Benidorm o Torrevieja) han sufrido un incremento poblacional muy considerable (aún más remarcable durante las épocas cálidas del año) debido fundamentalmente a las migraciones estacionales generadas por el turismo.

Podríamos decir, por tanto, que la demografía valenciana es hoy en día clara y mayoritariamente urbana, con gran influencia de migraciones a causa del turismo y migraciones estacionales de segunda residencia, y con una evidente tendencia de desplazamiento hacia las poblaciones costeras.

Mar y montaña
La Comunidad Valenciana está situada al este de la Península Ibérica. Limita al norte con Cataluña; al este con Aragón y Castilla-La Mancha; al sur con la Región de Murcia; y al este con el mar Mediterráneo.

La geografía física de la Comunidad Valenciana se divide en dos sectores: interior y costa. El primero se caracteriza por sus accidentes montañosos, integrados en el Sistema Ibérico y en la cordillera Sub-bética. Entre las distintas formaciones montañosas destacan, entre otras, la sierra del Maestrazgo, Martés, Espina, Espadán y el macizo del Caroig. La mayor altura de la comunidad se alcanza en Penyagolosa (1.813 m). El Sistema Penibético se introduce por el sur de Alicante formando las sierras de Crevillente, Carrascal y Aitana, cuya cumbre homónima alcanza los 1.558 m. El segundo sector es una llanura litoral, conformada principalmente por playas suaves, bajas, arenosas y con lagunas litorales o albuferas, algunas de ellas desecadas. Los accidentes más importantes son punta de Salinas, cabo de Irta, cabo Oropesa, las islas Columbretes (de origen volcánico y declaradas parque natural en 1998), el barranco de Benavides, golas de Estany, Colomer y Palos, las playas (muy turísticas) de Canet, Puig, Natzaret, Pinedo, Saler y otras próximas a la ciudad de Valencia, punta de Cullera (que tiene enfrente la pequeña isla de Peñeta del Moro), playas de Xeresa, Oliva, Gandía, Venecia, Piles, punta Almadraba, cabo de San Antonio, cabo de la Nao, peñón de Ifach, cabo de Las Huertas, bahía de Alicante, cabo y bahía de Santa Pola y el cabo Cervera. Los ríos de la Comunidad Valenciana tienen el rasgo común de ser, en su mayoría, cortos y con escaso caudal. Entre otros, cabe citar: Mijares, Palancia, Turia, Júcar, Cabriel, Magro, Serpis, Vinalopó y Segura

Población concentrada en la costa

La cifra de población de esta autonomía, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 1 de enero de 2008, después de la revisión del Padrón Municipal, es de 5.029.601 habitantes.

La distribución de la población en la Comunidad Valenciana por provincias es la siguiente: Valencia: 2.358.919, Alicante: 1.657.040 y Castellón: 527.345. Las principales ciudades de la Comunidad Autónoma Valenciana, después de su capital, Valencia, son Alicante, Castellón, Elx, Alcoi, Torrent, Elda, Sagunto y Gandía. La población de la Comunidad Valenciana se concentra en las zonas de la costa, mientras que en las comarcas del interior el número de habitantes es mucho más reducido.

TURISMO DE LA COMUNIDAD

Cómo llegar a la Comunitat  Valenciana
En coche, avión, tren, barco o autobús.... sea cual sea el medio de transporte que utilices, llegar a la Comunitat Valenciana te resultará muy fácil. Gracias a un moderno tejido de comunicaciones, podrás recorrerla de extremo a extremo con toda comodidad. Su extensa red de carreteras y una amplísima oferta de transporte en ferrocarril forman una perfecta conexión con los aeropuertos internacionales de El Altet (Alicante) y Manises (Valencia), así como con las estaciones marítimas de Alicante, Valencia y Denia. Sin duda, trasladarse en un abrir y cerrar de ojos a las playas de Benidorm o disfrutar de los hermosos paisajes de Castellón Costa Azahar son también parte de las ventajas de viajar a la Comunitat Valenciana.
Carreteras
La principal carretera de la Comunidad Valenciana es la Autovía-Autopista del Mediterráneo (AP-7/A-7) que une las tres capitales provinciales y otras poblaciones de importancia. Otras vías de importancia son las que comunican Valencia con Madrid, Alicante con Madrid, Valencia con Albacete, y Alicante con Valencia por el interior, la llamada Autovía Central, que pasa por Alcoy y Játiva

http://www.comunidad-valenciana.org/documentacion/establecimientos/establecimientos.htm

Dice un refrán popular que la auténtica belleza está en el interior...también en la Comunitat Valenciana, que aunque más conocida por su extenso litoral de bellas playas y su amplia oferta de actividades lúdicas , conserva también en las zonas de interior un auténtico tesoro por descubrir. Pequeños pueblos con encanto, parajes insólitos, itinerarios culturales e históricos... si te gusta la aventura, la tranquilidad o simplemente conocer nuevos y atractivos rincones, adéntrate en las zonas de interior y escoge entre 17 propuestas diferentes. Lánzate a la aventura de sentir desde otra perspectiva todo el encanto de la Comunitat Valenciana, con una gastronomía de sabores tradicionales, el legado artístico y cultural de antiguas civilizaciones y la serena belleza de sus parques naturales, que hacen de la visita toda una experiencia
Alto Mijares
El Alto Palancia
El Rincón de Ademúz
El Valle de Ayora
Els Ports Maestrat
La Calderona
La Canal de Navarrés
La Costera/La Vall D'Albaida
La Hoya de Buñol
La Plana de Requena Utiel
La Serra Mariola
La Tinença de Benifassà
Los Castillos del Vinalopó
Los Serranos
Los Valles de la Marina
Penyagolosa
Serra D'Aitana

La Comunitat Valenciana te ofrece infinitas posibilidades para disfrutar en todos los sentidos. Gracias a un clima privilegiado podrás pasar días inolvidables junto al mar o en mágicas estancias de alojamiento rural. Practica el turismo activo en los más bellos parques naturales, sumérgete en las profundidades marinas y recréate con la práctica de los deportes náuticos. Vive la tradición de las fiestas en los bellos pueblos costeros y de interior...en la Comunitat Valenciana también hallarás tiempo para la distracción gracias a la amplia oferta cultural y de ocio de las grandes ciudades. La aventura y el saber te esperan en los parques temáticos de esta región abierta a quienes quieran disfrutar del golf, la gastronomía local o el turismo de congresos. Todo es posible en la Comunitat Valenciana en cualquier época del año

MUNICIPIOS

El Alto Palancia

El río Palancia, junto con numerosos afluentes, arroyos y manantiales, riega las fértiles huertas de la comarca, serpentea entre peñascos y se remansa en frondosos parajes donde los chopos, álamos y sauces enmarcan su camino hacia el mar. Las sierras de Espadán, Calderona, Espina y Javalambre forman la frontera natural de la comarca y rodean este valle fluvial que, durante siglos, ha sido la principal vía de comunicación entre Aragón y el Mediterráneo. En el tramo alto de los ríos, donde el agua es más pura y cristalina, vive la trucha, que se junta más abajo con el barbo, el lucio y la carpa. En los bosques de las sierras, en el matorral de las quebradas y entre los cultivos de secano de los páramos habitan el jabalí, el zorro, la liebre, la perdiz y la codorniz.

La Calderona

Las cuencas de los ríos Palancia y Turia están separadas por una alineación montañosa -montes de la Cueva Santa, montes de Portaceli, sierra Calderona- que sirve de apoyo a las comarcas del Camp de Túria y Camp de Morvedre. Son montañas amables: de no mucha altura pero con un encanto especial. Bien lo sabían algunas órdenes religiosas que establecieron allí sus monasterios: la monumental cartuja de Portaceli (Serra) o el convento franciscano de Santo Espíritu (Gilet). El Sendero de Gran Recorrido GR-10 y diversos Senderos de Pequeño Recorrido invitan a la práctica del excursionismo. Cualquiera de las accesibles cumbres es un magnífico mirador sobre el mar, la ciudad de Valencia y la comarca de l'Horta. A los pies de la sierra, las históricas poblaciones de Llíria, Sagunt, Bétera, etc. ofrecen al visitante sus monumentos y la serenidad de sus calles.
Ruta:
De Gilet a La Pobla de Vallbona, pasando por Segart, Albalat dels Tarongers, Estivella, Serra, Cartuja de Porta Coeli,  Náquera, Bétera, Gátova, Casinos, Llíria, Benaguasil o Benisanó.

La Plana de Requena Utiel

El paisaje de la meseta castellana se introduce en el territorio valenciano en la comarca de La Plana de Utiel-Requena con grandes llanos rodeados de sierras. En los espacios llanos se cultivó trigo, morera y, desde mediado del siglo XIX, se enseñoreó la vid. Los tonos amarillos, rojos y ocres de los viñedos en otoño colorean el paisaje geométrico de los campos. El vino es hoy uno de los ejes de la comarca y motivo de visita turística: las fiestas de la vendimia, el Museo del Vino (Requena), las antiguas bodegas urbanas excavadas en el subsuelo, las más recientes heredades con edificios donde apunta un ecléctico modernismo. Pero la historia también ha dejado en las poblaciones de Requena y Utiel monumentos y retazos urbanos de sabor musulmán, gótico, renacentista y barroco. Ambas ciudades merecen un sosegado paseo, tras el que disfrutar de la rica gastronomía comarcal. Los atractivos naturales son también de primer orden: en Chera, el embalse de Buseo y recorridos geológicos; el pico del Tejo y su interesante vegetación; los pinares de Sinarcas; etc. Las partes oeste y sudoeste de la comarca tienen como límite el río Cabriel. Describe un arco de más de 50 km entre el embalse de Contreras y la confluencia con el río Júcar en Cofrentes, como centro de una amplia área excepcionalmente conservada y que conforma el Parque Natural de las Hoces del Cabriel. Es hábitat de una valiosa vegetación de ribera y de numerosa fauna protegida (águila real, águila perdicera, buho real, etc.). Durante la mayor parte del recorrido el río Cabriel discurre profundamente encajado entre las rocas calizas. Algunos de los parajes de mayor interés son los Cuchillos de Fuenseca (área de escalada), el valle de Fuenseca o los meandros conocidos como las Hoces.

Ruta: De Requena a Fuenterrobles, pasando por Utiel, Venta del Moro, Villargordo del Cabriel, Camporrobles, Caudete de las Fuentes y Chera.

Los Serranos

La comarca de Los Serranos se sitúa en la parte noroccidental de la provincia de Valencia sobre un territorio accidentado que hace honor a su nombre y cuya belleza agreste invita a disfrutar de la naturaleza. Se extiende por la cuenca media del río Turia o río Blanco, como se le ha conocido tradicionalmente en la zona, el cual surca estas tierras desde poniente hacia levante. Es una extensa comarca de más de mil cuatrocientos kilómetros cuadrados de extensión que comprende paisajes muy diversos, desde las elevadas tierras altas, donde alcanza los mil seiscientos metros de altitud, hasta la zona baja, allí donde por debajo de los trescientos metros el naranjo es un componente esencial del paisaje.

Ruta:

De Aras de los Olmos a Andilla, pasando por Benageber, Bugarra, Calles, Chelva, Chulilla, Gestalgar, Higueruelas, Losa del Obispo, Pedralba, Sot de Chera, Titaguas, Tuejar, Villar del Arzobispo, La Tesa, Alcublas y Alpuente.

CULTURA

* INFORMACIÓN GENERAL.

Clima mediterráneo
La Comunidad Valenciana presenta aspectos característicos del clima mediterráneo: los veranos son calurosos y secos, mientras que los inviernos son suaves.

Las épocas de lluvia se dan, principalmente, en las estaciones de primavera y otoño. En algunas ocasiones estas precipitaciones son torrenciales. En las zonas altas del interior las precipitaciones pueden ser en forma de nieve. Las temperaturas son agradables durante todo el año, con una media que no desciende por debajo de los 15ºC, exceptuando las zonas montañosas, donde se pueden alcanzar temperaturas inferiores.
La Comunidad Valenciana esta bañada en toda su costa por el Mar Mediterráneo del que recibe el nombre su clima, que en la Comunidad Valenciana suele ser suave, sobre todo en la costa. Sin embargo, no en todo el territorio se da el mismo tipo de clima mediterráneo, de modo que encontramos:

Clima mediterráneo típico: se extiende por todo el litoral norte y centro de la Comunidad, tiene inviernos no muy fríos debido a la característica suavizadora de temperatura que hace el mar, los veranos son largos bastante secos y calurosos, con máximas en torno a los 30ºC; respecto a precipitaciones se concentran en primavera y otoño, con riesgos de gota fría en esta última estación. Las ciudades representativas de este clima son Castellón, Gandía, Torrente, Sagunto y Valencia.
Clima mediterráneo continentalizado: es un clima de transición entre el continental y el mediterráneo típico, propio del interior de la Península Ibérica. Los inviernos son fríos, los veranos son más cálidos que en el clima mediterráneo típico con temperaturas máximas que en algunas zonas alcanzan los 35ºC, y las precipitaciones también escasas pero mejor distribuidas a lo largo del año, en invierno pueden ser en forma de nieve. Las ciudades representativas de este clima son Requena y Villena, y en menor medida Alcoy, Elda y Játiva.
Clima mediterráneo seco: se dan desde el norte de la provincia de Alicante hasta el extremo sur limitando con la Región de Murcia, las temperaturas son muy cálidas en verano y en invierno son muy suaves 10 a 13 ºC. Las precipitaciones son muy escasas: conforme nos dirigimos hacia el sur de la provincia de Alicante aparece un clima más bien árido con inviernos muy suaves en torno a los 12ºC, con veranos muy largos, muy secos y muy calurosos con temperaturas máximas de más de 30ºC, las escasísimas precipitaciones que caen suelen darse en las estaciones de transición (otoño y primavera). Las ciudades más representativas de este clima son Alicante, Benidorm, Elche, Orihuela y Torrevieja.
Clima de montaña: se da en las zonas más altas de la Comunidad, junto con el mediterráneo continentalizado. El clima de montaña se rige por la altitud, factor que influye en la temperatura y las precipitaciones. Estas suelen ser más abundantes y en forma de nieve durante el invierno. Una ciudad representativa de este clima es Morella

Historia.

Época antigua

El pueblo autóctono prerromano de la Comunidad Valenciana fueron los íberos, que se dividían a su vez en diversos grupos: en la zona sur los contestanos, en el centro los edetanos, y en el norte los ilercavones. Los íberos mantuvieron relaciones comerciales marítimas con fenicios, griegos, y cartagineses.

Tras la victoria romana en la Segunda Guerra Púnica (202 a. C.), todo el litoral valenciano acabó sometido a la autoridad de Roma. Durante los siete siglos de dominio romano, los íberos se fueron integrando paulatinamente en la nueva organización política, económica y social y adquiriendo el latín como lengua; no existe constancia de revueltas indígenas como las que hubo en otras zonas iberas de España.

Época medieval
El dominio musulmán de la Comunidad Valenciana se extendió entre los siglos VIII y XIII; hasta el siglo XI fue una zona rural, sin centros urbanos importantes, aunque a partir de entonces se extendieron los sistemas de regadío y empezó a destacar Valencia como gran ciudad.

Entre 1232 y 1245 el rey de Aragón Jaime I el Conquistador conquistó los reinos taifa de Balansiya y Denia, estructurando el nuevo territorio como un reino autónomo dentro de la Corona de Aragón (el reino de Valencia). Las partes central y sur de la provincia de Alicante, que fueron conquistadas por la Corona de Castilla en 1244-1248, pasaron definitivamente a formar parte del Reino de Valencia en 1304 por la sentencia arbitral de Torrellas. Así, el reino de Valencia, en época foral, lo conformaban dos gobernaciones: la de Valencia y la Ultra Saxonam ("tras Jijona", con estatus foral diferenciado, capital en Orihuela y, más adelante, Alicante), esta última formada por los territorios cedidos por Castilla en 1304. A su vez, la gobernación de Valencia se dividía administrativamente en tres lugartenencias: de Valencia, Dellà Uixò (con capital en Castellón) y Dellà Xúquer ("tras el Júcar", en Játiva).
La Lonja de Valencia (1482-1498), obra maestra del gótico civil.Con los fueros de Valencia, el recién fundado reino tuvo una serie de instituciones políticas propias, si bien bajo dominio real de la Corona de Aragón. En cuanto a la población, aunque permaneció la población mudéjar, inicialmente mayoritaria, se hicieron repoblaciones cristianas de origen principalmente catalán y aragonés.

La expansión mediterránea de la Corona de Aragón en el siglo XV originó un periodo de prestigio económico, social, y cultural denominado Siglo de oro valenciano, que culminó en 1479 con la unión con Castilla bajo el reinado de los Reyes Católicos.

Época moderna
La llegada al poder de Carlos I de España en 1518 dio lugar a importantes conflictos sociales como las revueltas de las Germanías de los gremios y agricultores valencianos contra diversos virreyes y lugartenientes. Por su parte, el descubrimiento de América originó un desplazamiento del comercio mundial hacia el Atlántico, provocando una disminución del peso relativo del reino, mientras que los ataques de los piratas berberiscos amenazaban continuamente la costa. La expulsión de los moriscos (1609) afectó especialmente al reino, que vio perder a la tercera parte de su población.

Tras los Decretos de Nueva Planta en 1707, se derogaron los fueros y las instituciones del reino, creándose una nueva organización administrativa, basada en la que existía en la Corona de Castilla. Posteriormente, durante el siglo XVIII la Comunidad vivió un crecimiento económico y demográfico notable.

Época contemporánea
 
Diferentes ámbitos de la Comunidad Valenciana: extensión de la comunidad autónoma actual, del antiguo Reino de Valencia, cuenca hidrográfica del Júcar y áreas bilingües.Durante el siglo XIX el territorio valenciano amplió las superficies agrícolas, en principio relacionadas con el cultivo de la viña, el arroz, las naranjas, y el almendro. La industrialización fue, como en la mayor parte del resto de España, incompleta y retrasada, con excepciones como los núcleos industriales de Alcoy y Sagunto

Tras el efímero precedente de cantonalismo valenciano durante la Primera República (1873-1874), principalmente el de Alcoy, a principios del siglo XX algunos sectores sociales empezaron a solicitar una cierta autonomía política para la región valenciana. Asimismo, durante la Segunda República (1931-1939), se redactaron diversas propuestas para un Estatuto de Autonomía propio, pero ninguna llegó a aprobarse mediante votación. Sin embargo, el proyecto de estatuto de Esquerra Valenciana si que fue aplicado por decreto en el contexto revolucionario del 1937,[cita requerida] por lo cual no se consideró como refrendado de cara al acceso a la autonomía y la Comunidad Valenciana no se reconoció como nacionalidad histórica; una de las reivindicaciones históricas del nacionalismo valenciano ha sido este reconocimiento que, tras la reforma del 2006, ya queda recogido en el estatuto de autonomía.

Durante el tardofranquismo surgió un nuevo sector económico que superó al sector agrícola en cuanto a nivel de ingresos, el turismo, mientras que la industria se desarrollaba de forma considerable, principalmente a través de pequeñas y medianas empresas.

En 1977, durante la Transición Española, la Comunidad Valenciana se constituyó en una de las diecisiete comunidades autónomas de España, a partir de la unión de las provincias de Alicante, Valencia y Castellón. Con la aprobación de su Estatuto de Autonomía en 1982 se adoptó un gobierno regional, la Generalidad Valenciana. Desde entonces han sido elegidos cuatro presidentes de la Generalidad, uno por parte del PSPV-PSOE (1982-1995) y tres por parte del PP (1995-actualidad). En 2006 se aprobó la Ley Orgánica 1/2006, que reforma el Estatuto de Autonomía de 1982.

Fiestas y tradiciones

La Fiesta del Sexenni de Morella Es la fiesta paor excelencia de Morella. Se celebra cada seis años en agosto, en honor a la Virgen de Vallivana. Durante el Sexenni, cada día un gremio (torners, teixidors, llauradors, arts i oficis, peregrins, gitanetes) realizan su danza. En la dirección morella.net del Ayuntamiento de Morella encontrará información sobre la celebración en agosto de 2006.

Una filà de moros en las fiestas de Campello.Durante todo el año:Casi seguidas unas de otras, se celebran las fiestas de Moros y Cristianos: de Alcoy, de Bañeres,en el Valle de Albaida, en Villajoyosa (el desembarc), en el Comtat, en las comarcas del Vinalopó y de la Huerta Sur, etc.
Febrero: A finales de febrero o principio de marzo (sobre el tercer Domingo de Pascua), se celebran las Fiestas de la Magdalena, en Castellón de la Plana.
En marzo: Las Fallas en honor a San José el 19 de marzo, además de en la ciudad de Valencia, en otras localidades de la provincia.
En abril: En todos los municipios valencianos: fiestas de Semana Santa y el lunes de Pascua, momento en el que es tradicional para alzar al vuelo una cometa (envolar l'estel), y comerse la Mona de Pascua.
En abril: Fiestas y representaciones, en diversos pueblos y ciudades, de San Vicente Ferrer, patrón valenciano, así como escenificaciones del Tratado de Torrellas.
En junio: Hogueras de San Juan, en Alicante del 20 al 24 de junio.
En agosto: Misterio de Elche, durante el día de la Asunción de la Virgen, el 14 de agosto.
En agosto: La Tomatina de Buñol el último miércoles de agosto.
En agosto: La Cordá de Paterna a finales de agosto.
En septiembre: Los Moros y Cristianos de Villena y las Fiestas de Nuestra Señora de la Salud de Algemesí, con la tradicional Muixeranga , a principios de Septiembre, y la Semana Taurina a finales del mismo mes.
La Fiesta de la Vendimia de Requena y Utiel a finales de agosto o principios de septiembre.
También son populares las fiestas en las que el toro es el protagonista (bous al carrer, bou embolat, etc.), sobre todo en las comarcas del interior, siendo las más conocidas los bous a la mar en Denia, el torico de la cuerda en Chiva, o las fiestas de Segorbe.
En octubre: La Feria y Fiestas de Gandía (3 de octubre), tradicionalmente anuncia su comienzo el tío de la porra. Se puede disfrutar allí de un mercado renacentista, representaciones de la familia Borgia, disfrutar de la gastronomía en la plaza "del mosset", actuaciones artísticas a pie de calle en todo el centro histórico y de las atracciones en el recinto ferial.
En octubre: La mocadorada, en la Ciudad de Valencia y alrededores, que tiene lugar cada 9 de octubre, día de San Dionisio, y día de la Comunidad Valenciana.
En noviembre: La Feria de Todos los Santos, en Cocentaina y que tiene lugar cada año en torno al 1 de noviembre. Se trata de una de las ferias más importantes de la comunidad valenciana cuyo origen se remonta al año 1346
En diciembre: Cada 28 de Diciembre se celebra la festa dels Enfarinats, en la localidad de Ibi, batalla de harina, huevos y cohetes borrachos.
Las bandas de música son una gran tradición valenciana, ya que en casi todos sus pueblos y ciudades existe almenos una de estas agrupaciones musicales, llegando algunos a tener hasta tres. Muchas de estas bandas tienen un prestigio y calidad musical reconocidos a nivel internacional, llegando a contar muchas de ellas con más de 125 músicos de alto nivel. Su participación en las fiestas de las diferentes localidades, como en las Fallas o Moros y Cristianos, con sus típicas marchas moras, dan el toque musical característico de las fiestas valencianas.

Una característica, presente en la práctica mayoría de las celebraciones en todos los rincones de la comunidad es el uso extensivo de la pólvora, utilizada tanto en las fiestas oficiales (mascletá, trabucos de los moros y cristianos, cordá y tracas.) como en los eventos de todo tipo: bautizos, bodas, comuniones, carreras motociclistas, etc.

Las fiestas de muchas localidades de la Comunidad Valenciana se centran en la suelta de toros y vaquillas por un recinto acotado con barreras, que comprende las calles más céntricas del pueblo o ciudad. Las reses son toreadas por los mozos, que efectúan recortes, quiebros, etc.. Es también característico el toro embolado, que consiste en colocar unas bolas de estopa encendida mediante el empleo de unos hierros llamados aparatos, que se colocan en las astas del animal. Estas fiestas taurinas atraen gran cantidad de gente de las poblaciones cercanas y su ambiente es de gran bullicio.

Calendario de fiestas

GASTRONOMIA.

Desde los pueblos y las ciudades del interior, hasta la costa de la Comunitat Valenciana se guardan celosamente las riquezas de su cocina popular. Recetas tradicionales en constante evolución que conservan intacta su esencia mediterránea, espíritu que da nombre a la dieta más equilibrada y saludable del mundo: la Dieta Mediterránea.

Desde las salmueras y los salazones, pasando por los arroces y la amplia variedad de ollas y guisos, hasta las carnes y los pescados, una larga lista de fórmulas culinarias respaldadas por la sabia combinación de los recursos naturales. Productos de gran calidad que, en muchos casos, cuentan con Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida: el aceite de la Comunitat Valenciana, el arroz o la chufa de Valencia, los cítricos valencianos, alcachofas de Benicarló, el kaki de la Ribera del Xúquer, la uva de mesa embolsada del Vinalopó o los nísperos de Callosa d'en Sarriá, son un claro ejemplo de la gran calidad de las materias primas que se encuentran en esta tierra. Dulces como los turrones de Jijona y Alicante y otras delicias como el embutido artesano y de calidad de Requena, también cuentan con Indicación Geográfica Protegida.
 
Descubrir la riqueza gastronómica de las tierras de Alicante, Valencia o Castellón es más que una recomendación. Aventurarse con la olleta de Alcoy, los gazpachos del valle de Ayora y el valle del Vinalopó, los arroces y suquets de peix de las zonas litorales o las ollas y pucheros del Maestrazgo...pruébalo y repetirás.
Con la paella, humilde y exquisito plato de la huerta, que a finales del siglo XIX saltó de las barracas y alquerias a las casas de comidas, barracones y merenderos de la playa de la Malvarrosa en Valencia y el Portichol y la Albufereta en Alicante, no se agota en absoluto el repertorio de los arroces valencianos. El conjunto de especialidades que ofrecen los restaurantes urbanos, las arrocerías al uso y los chiringuitos playeros, son difíciles de encuadrar dentro de un somero listado. Hay arroces caldosos, cocinados en calderos, pucheros, peroles y cazuelas, como el famoso arròs amb fesols i naps, y arroces melosos preparados en cazuelas hondas de barro, del estilo del arròs al forn (arroz al horno) o el arròs amb costra (arroz con costra),

La gastronomía valenciana es de gran variedad, aunque sus platos más internacionales son de arroces, el más conocido de los cuales es la paella. El arroz es ingrediente básico de muchos de sus platos típicos, como el arroz a banda, el arrós a la pedrera, arroz negro, arroz con costra, arroz caldoso, arroz a la cazuela, entre otros. También la fideuá, el puchero y la coca de pimiento y tomate suelen estar presente en su gastronomía.

El clima mediterráneo valenciano favorece el cultivo de cítricos y hortalizas, siendo muy importante el cultivo de la naranja, una de las frutas típicas de la agricultura valenciana.

Bebidas
La horchata de chufa, cuyo núcleo tradicional de elaboración es Alboraya, es una bebida típica, acompañada con fartons.
 También es tradicional la producción de café licor (típico de Alcoy), y la mistela (en la Marina Baja y la Hoya de Buñol). El herbero, licor a base de hierbas de la Sierra de Mariola.

Sin duda, los vinos valencianos ocupan un puesto de excepción en este recorrido por las especialidades de la Comunitat Valenciana. A los vinos blancos, tintos y dulces de las denominaciones de origen reconocidas -Alicante, Utiel-Requena, Valencia y Cava- cabe sumar los caldos que gozan de la Indicación Geográfica Protegida como los Vins de la Terra de Castelló o el Terrerazo, y otras bebidas como el Anís Paloma Monforte del Cid, el Aperitivo Café de Alcoy, el Cantueso Alicantino o el Herbero de la Sierra de Mariola

Dulces
La gran mayoría de dulces tiene su origen en la época árabe, algunos son famosos internacionalmente hoy en día, otros son elementos importantes de celebraciones festivas locales. Pastissets de almendra o de boniato p.ej.

Jijona es el lugar de fabricación tradicional del turrón, alimento muy consumido en Navidades en España y en el resto del mundo hispano. Actualmente también se fabrican otros dulces navideños, como polvorones o mazapanes.

En Játiva, se elabora el famoso Arnadí, postre elaborado con calabaza. En El Valle de Albaida son típicas las fogasas y monas, siendo las más conocidas las de Alberic y a veces llaman panquemados. En Orihuela y su comarca están las almojábenas, y en Alcoy las peladillas. Villajoyosa tiene una importante tradición de chocolates.