Castilla y León

Artesanas de esta comunidad:

NombreSector
Ángeles Leonardo NavarroRepostería 
Cooperativa “Del Monte de Tabuyo”Agroalimentario 
Henar Herrero ArranzCeramista 
Loreto Fernández MartínezJoyería/Bisutería 
Mª Angeles Huertas de la PeñaTurismo rural 
Montserrat Quijano VargasAgroalimentario 
Nuria Cubillo SolanoViticultoras/Bodegas 
Sara Groves RainésAgroalimentario 
Teresa Cotorruelo RodriguezAgroalimentario 

Empresarias de esta comunidad:

NombreSector
Alicia González PradoTextil 
Belén de Blas CalvoRepostería 
Esmeralda García PérezAgroalimentario 
Horno la Peregrina,C.B.Agroalimentario 
Maruja Marcos HerasAgroalimentario 
Mª Ascensión Crespo VillarroelHostelería 
Mª Elena Horta CalvoAgroalimentario 
Mª Sol Garrote RamosCeramista 
Sdad Cooperativa LovepamurServicios 
Susana Escribano CapitánTextil 

DESCRIPCIÓN DE LA COMUNIDAD:

Castilla y León es una comunidad autónoma española constituida en 1983 cuyo territorio se sitúa en la parte norte de la meseta de la Península Ibérica y se corresponde mayoritariamente con la parte española de la cuenca del Duero.Es la comunidad autónoma con mayor extensión de España y la tercera región más extensa de la Unión Europea.Tal y como el Estatuto de Autonomía de Castilla y León declara en su preámbulo: "La Comunidad Autónoma de Castilla y León surge de la moderna unión de los territorios históricos que componían y dieron nombre a las antiguas coronas de León y Castilla." El Estatuto de Autonomía define una serie de valores esenciales y símbolos de los habitantes de Castilla y León, como su patrimonio lingüístico (la lengua castellana) o su patrimonio histórico, artístico y natural. El  día 23 de abril queda definido como Día de Castilla y León, en conmemoración de la derrota sufrida por los ejércitos de las Comunidades de Villa y Tierra castellanas en la batalla de Villalar durante la Guerra de las Comunidades, en 1521.

 

La bandera de Castilla y León es la siguiente:

 

 

Organización territorial:

Castilla y León limita al norte con el Principado de Asturias, Cantabria y el País Vasco, al este con La Rioja y Aragón, al sur con Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura y al oeste con Galicia y Portugal. Consta de nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora. Las capitales provinciales recaen en las ciudades homónimas a sus provincias correspondientes mientras que la capital de la región es la ciudad de Valladolid, sede de muchas de las instituciones autonómicas.

 

 

Instituciones autonómicas:

  • La Junta de Castilla y León, con sede en Valladolid, es el ejecutivo regional, formado por el Presidente de la Junta, los vicepresidentes y los consejeros.
  • Las Cortes de Castilla y León, con sede en Valladolid.
  • El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Burgos.
  • Consejo Consultivo de Castilla y León, con sede en Zamora.
  • El Consejo de Cuentas de Castilla y León, con sede en Palencia.
  • El Procurador del Común, con sede en León.
  • El Consejo Económico y Social de Castilla y León, con sede en Valladolid.

 

Patrimonio lingüístico:
Además del castellano, en Castilla y León se hablan otros tres idiomas o variedades lingüísticas en zonas reducidas de la comunidad: el leonés, que será objeto de protección específica. El gallego, fundamentalmente, en las zonas limítrofes con Galicia de las comarcas de El Bierzo y Sanabria. Además, en la comarca salmantina del Rebollar, se habla una modalidad de extremeño conocida como Habla del Rebollar.

Geografía:
La morfología de Castilla y León está formada, en su mayor parte, por la Meseta y un cinturón de relieves montañosos. La Meseta es una altiplanicie, que tiene una altitud media cercana a los 800 metros sobre el nivel del mar, está cubierta por materiales arcillosos depositados que han dado lugar a un paisaje seco y árido.La principal red hidrográfica de Castilla y León está constituida por el río Duero y sus afluentes. Desde su nacimiento en los Picos de Urbión, en Soria, hasta su desembocadura en la ciudad portuguesa de Oporto, el Duero recorre, a lo largo  de la comunidad, 897 km.

La Plaza Mayor de Salamanca:

 

 

Turismo Rural:

El turismo rural en Castilla y León se ha convertido en uno de los principales imanes que atrae a mayor número de viajeros.  En estos establecimientos encuentran algo más que instalaciones de calidad. Los alojamientos rurales permiten el contacto directo con las gentes de la zona, su cultura, tradiciones, oficios y el medio natural. Ubicados en emplazamientos de claro interés turístico, la oferta se completa, en muchos casos, con diversas actividades que abarcan desde cursos antiestrés hasta la visita a los monumentos más cercanos, pasando por talleres artesanos o actividades de vendimia.

La profesionalidad y seriedad de estas empresas ha servido para que algunas ostenten el distintivo que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española, la "Q" de calidad. Los alojamientos de turismo rural son edificaciones con unas especiales características de construcción, ubicación y tipicidad, situados en el medio rural generalmente en municipios con menos de 3.000 habitantes e incluso en entornos aislados .En Castilla y León tenemos los siguientes tipos de alojamientos de Turismo Rural: Casa Rural, Posada y Centro de Turismo Rural. Las Casas Rurales reúnen las  características propias de la tipología arquitectónica del municipio o comarca donde están situadas y pueden ser de dos tipos:

 

   

  1. Casa Rural de Alquiler cuando la ocupación se realice en régimen de arrendamiento
  2. Casa Rural de Alojamiento Compartido cuando el propietario de la casa comparte el uso de su vivienda con los huéspedes.

Las Posadas son establecimientos situados en edificios con valor arquitectónico tradicional, histórico, cultural o etnográfico.Los Centros de Turismo Rural son edificios de arquitectura tradicional donde se pueden alojar un número de personas más elevado que en una Casa Rural y además el turista podrá encontrar una oferta de actividades complementarias a las del alojamiento.

Finalmente como marca de excelencia en cuanto a calidad del establecimiento el turismo rural en Castilla y León cuenta con las Posadas Reales donde el turista más exigente verá satisfechos sus deseos en unos entornos exclusivos.En cualquiera de los establecimientos disponibles, el Turismo Rural en Castilla y León te ofrece la posibilidad de disfrutar de la tranquilidad de nuestra tierra, del contacto con nuestras gentes y sus costumbres así como de disfrutar de la gastronomía y de la riqueza monumental y paisajística de Castilla y León.Para los turistas más activos existen múltiples posibilidades de realización de actividades de turismo activo disfrutando del entorno rural donde poner a prueba sus habilidades y desconectar de la rutina diaria.

PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD: Ávila, Salamanca y Segovia, son las tres Ciudades Patrimonio de la Humanidad de Castilla y León. Cualquier rincón del mundo atesora una pieza perteneciente a una cultura milenaria desaparecida o un asentamiento humano que marcó la identidad de un pueblo.

El catálogo de riquezas mundiales va más allá de la publicidad que venden las agencias de viajes o las atractivas fotografías que visten las oficinas de turismo. Para evitar su desaparición, en 1960 se organizó una convención mundial que alertó a todos los países de la necesidad de cuidar sus bienes patrimoniales. El detonante de esta decisión fue la construcción de la presa de Asuán, que amenazó a los egipcios con hacer desaparecer los monumentos de Nubia. La UNESCO reaccionó e hizo un llamamiento a la solidaridad internacional que se tradujo en una respuesta generosa que evitó el desastre, y en la toma de conciencia de los gobernantes de la necesidad de conservar lo heredado por sus pueblos. La posibilidad de que se llegaran a destruir estos bienes concienció al mundo de que este tipo de riquezas no pertenecen a un país concreto: son propiedades universales y su cuidado corresponde a todos los ciudadanos del planeta. La Conferencia General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura se hizo responsable de este llamamiento en 1972, fecha en la que crea la Convención para la Protección del Patrimonio Cultural y Natural, que establece los requisitos para que un bien se considere como patrimonio cultural. Se habla entonces no sólo de monumentos, sino de conjuntos de construcciones o lugares de importante valor estético, histórico o antropológico. A partir de aquí, el proyecto comienza a caminar y la comunidad internacional se compromete: se celebra en Québec (Canadá) un primer coloquio internacional de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y, a partir de ahí, las comunidades se reorganizan.

Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España:  En Castilla y León, tres son las ciudades que han conseguido el distintivo de Ciudad Patrimonio de la Humanidad: Salamanca, Ávila y Segovia. El 17 de septiembre de 1993 los ayuntamientos de Ávila, Segovia y Salamanca, junto con los de Cáceres, Santiago de Compostela y Toledo, formalizan un acuerdo para constituirse como el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España. En 1996 entra Córdoba y dos años después, Cuenca. Estas ciudades se comprometen a vigilar la conservación y protección de sus bienes, profundizar en sus estudios con el fin de que sus tesoros puedan ayudar a educar y a formar a las generaciones venideras; así como a actuar, de manera conjunta, en la defensa del patrimonio histórico y cultural, realizando proyectos comunes y acometiendo los problemas que afectan a cada uno de los enclaves. También establecen políticas de intercambios de experiencias y planifican una política turística y de difusión de imagen que se corresponda con los intereses de todos los miembros del grupo.

GRANDES RUTAS.

1.       El Camino de Santiago: es una ruta de Interés Cultural Europeo con un incuestionable trasfondo espiritual, religioso, cultural, turístico y de naturaleza. 

2.       Ruta Vía de la Plata: se trata de un espacio interregional que enlaza el Golfo de Cádiz con la costa Cantábrica uniendo las comunidades de Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Asturias. Un gran espacio geográfico repleto de parajes naturales y ciudades históricas que, gracias a las vías de comunicación, se convierte en un nervio de gran interés turístico. 

3.       El Canal de Castilla: imponente obra de ingeniería hidráulica, fue uno de los mejores proyectos de este tipo que se construyeron en España a lo largo de los siglos XVIII y XIX. 

4.       La Ruta del Duero: es uno de los ejes culturales más importantes del sur de Europa. Un nervio que parte en dos la Comunidad y que permite disfrutar de una oferta turística de naturaleza, arte y gastronomía. 

5.       La Ruta de Carlos V: dicho emperador conocido por su faceta de trotamundos, eligió las tierras de Castilla y León para realizar su último viaje. Un recorrido que hoy se ha convertido en una ruta geográfica e histórica y que discurre por 24 ciudades y pueblos de esta Comunidad. 

6.       El Camino de la Lengua: Castilla y León, conocida como la cuna del castellano, permite al turista realizar una de las rutas de mayor riqueza histórico-cultural de las que se han trazado hasta la fecha. 

7.       La Ruta del Cid: la figura del Cid Campeador, héroe castellano a caballo entre lo épico y lo histórico, permanece viva en Castilla y León. 

8.       Las Cañadas: por la Comunidad de Castilla y León pasan siete de las nueve Cañadas Reales que cruzan la Península Ibérica desde tiempos de la Mesta, lo que configura un extraordinario patrimonio cultural único en toda España. 

9.       Las Vías Verdes: en Castilla y León, como en el resto de España y países de Europa, existen trazados ferroviarios fuera de servicio. Tramos de antiguas vías de tren reservados hoy al turista que quiera practicar el senderismo  EL VINO EN CASTILLA Y LEÓN:

Denominaciones de origen

 

Castilla y León se sitúa a la cabeza de la producción de vinos de calidad y ocupa un lugar destacado entre las referencias vitivinícolas españolas. A ello, sin duda, han contribuido sus diez denominaciones de origen: Ribera del Duero, Cigales, Rueda, Toro, Bierzo, Arlanza, Arribes, Tierras de León, Valles de Benavente y Tierra del vino de Zamora. Estas zonas acogen a más de 400 bodegas elaboradoras que fijan la población de numerosas localidades del ámbito rural volcadas en el mantenimiento de este cultivo. Ciudades que, además, cuentan con una riqueza monumental e histórica preparada para ser descubierta por el turista, interesado en conocer todas las referencias que rodean a la cultura del vino. La calidad de los suelos, el clima y la variedad de las uvas contribuyen a que, junto al saber hacer de los bodegueros, los vinos de las cinco denominaciones de origen de Castilla y León despunten y sean valorados en los mercados.